Columna del Padre Tomás



En la antigüedad se solían marcar los caminos con postes o pequeñas columnas. Eran los puntos de referencia para ir haciendo camino. A veces también se usaban las columnas para recordar hechos, personas, acontecimientos a no olvidar.

Las columnas del Padre Tomás del Valle son un poco ambas cosas. Piedras que marcan el camino que se va haciendo cada día, sin rutas, sin marcas. Y también Columnas que recuerdan hechos, personas, acontecimientos. En ambos casos no es otra cosa que un intento de trazar caminos en la aldea global.

Seguidores

jueves, 17 de julio de 2014

SE BUSCA UN HOMBRE

Julio 18, 2014
            El siglo XX es, probablemente, el más complejo de la historia de Occidente.
Para algunos historiadores  dio comienzo  el 28 de junio de 1914 con el asesinato de los herederos del Imperio Austro Húngaro en la ciudad de Sarajevo. 

Un mes después estalló la Gran Guerra.
El mundo desde entonces dejó de ser el mismo. 
Cayeron Imperios y surgieron movimientos  de independencia y libertad.
            La India, un país multicultural y multisecular, al amparo de los grandes cambios producidos en Europa, buscó  su independencia.
En esta búsqueda y lucha surgió un líder que no creía en armas, en violencias, en disputas inútiles.
Abogado brillante y experimentado, se dio cuenta que la violencia lo único que había traído a Europa era más violencia, odio y división. Y como profeta de la No-violencia consiguió lo imposible: la independencia de la India.
            El siglo XVII fue para los holandeses uno de descubrimientos y asentamientos. En 1626 compraron la Isla de Manhattan y en 1652 se establecieron en Ciudad del Cabo, la ciudad más alejada del continente africano. Este puerto sería el encargado de controlar los pasos de Europa hacia la India. Fueron varios los europeos que a lo largo de la historia se fueron estableciendo en esta zona. 
Todos ellos, de una forma u otra, marginaban  a los africanos. 
Finalizada la II Guerra,  en 1948 el Partido Nacional Afrikáner  ganó las elecciones. 
Al poco estableció el sistema del Apartheid, un periodo de casi 50 años de racismo institucionalizado y de supresión de no blancos, durante el cual  se prohibió el Congreso Nacional Africano  y sus líderes, incluido Nelson Mandela, fueron desterrados a una prisión.  
En 1994 se legalizó el Congreso Nacional Africano, se liberó a Mandela y a sus compañeros y las elecciones legislativas dieron nacimiento a la nueva Sudáfrica.
            India y Sudáfrica son dos naciones multiculturales, donde existe una convivencia y respeto entre las principales religiones, donde se mira el futuro, a pesar de las dificultades, con esperanza.
Sus padres fueron Mahatma Gandhi y Nelson Mandela.
            Ante lo que está ocurriendo entre Israel y la ciudad de Gaza, entre Israel y la Autoridad Palestina una de las preguntas que la comunidad internacional debe hacerse: ¿dónde están los Mandela y Gandhi judíos y palestinos? 
El gobierno israelí se siente secuestrado por partidos de extrema derecha ultranacionalista y religiosa, refugio algunos de ellos de rusos y ucranianos llegados a Israel después del desmoronamiento de la Unión Soviética. 
El diálogo y los acuerdos de paz son difíciles por no decir imposibles.
El pueblo palestino es un mosaico de partidos y grupos enemistados entre sí. Destaca entre ellos Hamas, rama de los Hermanos Musulmanes en Gaza, la franja egipcia de terreno anexionada por  Israel después de la Guerra de los Seis Días en 1967 y que Egipto se negó a recibir de vuelta en los Acuerdos de Paz firmados con el gobierno de Anuar el Sadat.
Los palestinos buscan desesperadamente la paz. 
Están hartos de violencia. Quieren construir su país en paz.

Los israelíes buscan la misma paz, la misma armonía con la que han convivido por largos años con palestinos.
Quieren vivir en paz y convivencia con sus vecinos. 
Para hacer realidad el sueño de ambos sobran los fanáticos de ambos lados y se necesita un Gandhi o un Mandela. 
Y se necesita rápido. Demasiada sangre se ha derramado ya. 
Publicar un comentario