Columna del Padre Tomás



En la antigüedad se solían marcar los caminos con postes o pequeñas columnas. Eran los puntos de referencia para ir haciendo camino. A veces también se usaban las columnas para recordar hechos, personas, acontecimientos a no olvidar.

Las columnas del Padre Tomás del Valle son un poco ambas cosas. Piedras que marcan el camino que se va haciendo cada día, sin rutas, sin marcas. Y también Columnas que recuerdan hechos, personas, acontecimientos. En ambos casos no es otra cosa que un intento de trazar caminos en la aldea global.

Seguidores

miércoles, 4 de enero de 2017

IDENTIDAD DE UN PUEBLO: LA FIESTA DE REYES EN PUERTO RICO


Rev. P. Tomás Del valle-Reyes
A la hora de definir el concepto de pueblo podemos acudir a infinidad de autores y de hechos. 
Pero cuando deseamos identificar a cualquiera de los pueblos hispanos que componen la amalgama de la sociedad americana, debemos, sin duda, recurrir a dos elementos que, las más de las veces, son los aglutinantes primordiales: el concepto de Religión y el concepto de Fiesta.
El caso del pueblo de Puerto Rico ofrece una serie de peculiaridades las cuales no están presentes en otros grupos hispanos. 
La identidad puertorriqueña se fue forjando a lo largo de casi cuatro siglos, de manera que, a la llegada de los Estados Unidos a la Isla de Borinquen, ya había una columna vertebral sólida, la cual, aún cuando se intentó quebrar para construir otra, no se logró.

Al ocurrir el cambio de soberanía en la Isla, una de las consecuencias va a ser también la entrada de las diversas confesiones cristianas no católicas, las cuales tenían vedado el proselitismo bajo el gobierno de Madrid. 
El campesino puertorriqueño- el Jíbaro- va a realizar un proceso de introspección y va a manifestar su rechazo ante esta invasión con una serie de hechos, los cuales, aún hoy en día, perviven en el alma colectiva puertorriqueña. 
Por ejemplo, ante el intento de imponer la fiesta de Santa Claus como el dador de regalos en la época navideña, herencia, luterana y calvinista, el puertorriqueño va a darles importancia a los Tres Santos Reyes, adaptándoles incluso a su medio ambiente. 
Las representaciones en formas de santos de palo nos los hacen ver montados en caballos, en vez del conocido camello.

En palabras de nuestro amigo y profesor, el Dr., Ricardo Alegría, "los Tres Reyes Magos tienen un culto muy popular en Puerto Rico; su representación artística en estampas o estatuillas constituye uno de los elementos más constantes de los altares domésticos de nuestros campesinos y la celebración de su fiesta se prolonga más allá de la octava y la "octavilla" prácticamente hasta el día de la Candelaria"
Incluso en el hablar popular se llegó a acuñar una palabra que, hasta donde tenemos conocimiento, es única de Puerto Rico, el verbo "Reyar" indicando con ella la celebración de los Reyes de Oriente, como nos indica el Dr.Marcelino Canino.
El folklore y la literatura puertorriqueños están llenos de canciones y devociones a los Tres Santos Reyes. 
En los Gozos Devocionales del pueblo puertorriqueño el Dr. Canino recoge uno de ellos en el cual se narra la historia de los Reyes en versos octosílabos, propios para el canto y la memoria. 
Virgilio Dávila tiene una elegía de Reyes, aquella que comienza Ahora es igual que los otros/el que fue nuestro gran día/! Ay! Madre melancolía / que ya no somos nosotros.
Recuerdo conversando en cierta ocasión con un viejo jíbaro en Aibonito quien afirmaba que una de las identidades del puertorriqueño era ser católico y hablar español. 
La pervivencia de esta fiesta nos lo corrobora .

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
Publicar un comentario