Columna del Padre Tomás



En la antigüedad se solían marcar los caminos con postes o pequeñas columnas. Eran los puntos de referencia para ir haciendo camino. A veces también se usaban las columnas para recordar hechos, personas, acontecimientos a no olvidar.

Las columnas del Padre Tomás del Valle son un poco ambas cosas. Piedras que marcan el camino que se va haciendo cada día, sin rutas, sin marcas. Y también Columnas que recuerdan hechos, personas, acontecimientos. En ambos casos no es otra cosa que un intento de trazar caminos en la aldea global.

Seguidores

jueves, 28 de febrero de 2008

SALIERON DEL CLOSET

Febrero 29, 2008

La pre campaña electoral que estamos viviendo en los Estados Unidos está trayendo muchas novedades y sorpresas. Hacía tiempo que no veíamos una lucha tan encarnizada entre dos miembros de un partido para ser seleccionados. También es nueva la contienda entre dos destacados miembros de dos minorías. Por primera vez – al menos hasta el momento- no vemos insultos personales. Ni recursos bajos. Esperemos que esto continúe.
En el lenguaje común solemos utilizar la frase salir del armario- o del closet- cuando una persona nos demuestra su auténtica identidad. Muchas veces lo atribuimos a la orientación sexual. Pero en este caso me voy a referir a otro descubrimiento, al descubrimiento de los grandes valores de la población de origen africano que puebla nuestras ciudades y nuestros ambientes en todo el país.
Las frases y adjetivos con que nos referimos a ellos no merece la pena detallarlos, Son lo suficientemente injustos y degradantes como para referirnos a ellos.
El fenómeno Obama nos ha enseñado que existe en la población de color un amplio abanico de razas, pueblos y grupos de una gran riqueza, superior muchas veces a los aborígenes de raza aria.
Tenemos las personas de color del Caribe hispano. La música la llevan en la sangre. La mezcla racial sin escrúpulos. La educación formal, como el resto de los habitantes de la zona. Forman parte de uno de los cuatro pisos de que hablaba el escritor puertorriqueño que conforman la sociedad hispano caribeña
Tenemos las personas de color del Caribe francés. Cultos, educados. Los primeros que gritaron libertad en nuestra América Hispana. Después fueron salvajemente aplastados por ellos mismos y hoy andan como zombies
Tenemos las personas de color del Caribe inglés. Herederos de la metrópoli. Educados., refinados, discriminadores ( no hay peor discriminador que el que ha sido discriminado) amantes de la buena vida y la buena música.
Tenemos los descendientes de la esclavitud africana que asoló los Estados Unidos y que siempre han sido considerados ciudadanos de segunda categoría. Las enfermedades, la discriminación, el odio han encontrado entre ellos un caldo de cultivo donde han nacido las incomprensiones y los rechazos de hoy en día.

Tenemos la población de color procedentes del Africa de habla inglesa y francesa. Educados. Refinados. Con una visión del mundo, de la vida, de la religión totalmente ignorados por las grandes masas norteamericanas. Sengor, Kofi Annan, Mandela, Obama son algunos de los nombres de estos dignos representantes del pueblo africano

De repente un representante de este grupo humano, el cual desconocemos, ignoramos y despreciamos en un gran porcentaje, los ha sacado del closet y los ha puesto en el primer plano. Quizás hasta puedan ganar las elecciones presidenciales. ¿Un afroamericano, emigrante primera generación, con una educación selecta a caballo entre el Islam y el Cristianismo dirigiendo los destinos del Imperio Americano?
En 1960 los estadounidenses eligieron un presidente quien en su discurso de toma de posesión lanzó una serie de retos a la sociedad norteamericana algunos de los cuales aún siguen vigentes.Los sacò del closet y los entusiasmò Eran los tiempos del idealismo, de las nuevas fronteras, de la conquista del espacio. La lucha por la igualdad estaba en pleno apogeo. Martin Luther King, los hermanos Kennedy, las marchas por la libertad y la paz marcaron una generación de norteamericanos.
Barak Hussein Obama ha sacado del closet a otra generación: la de los emigrantes y los afroamericanos. Mucha materia gris en los cerebros de color para el gusto de algunos blancos.
Publicar un comentario