Columna del Padre Tomás



En la antigüedad se solían marcar los caminos con postes o pequeñas columnas. Eran los puntos de referencia para ir haciendo camino. A veces también se usaban las columnas para recordar hechos, personas, acontecimientos a no olvidar.

Las columnas del Padre Tomás del Valle son un poco ambas cosas. Piedras que marcan el camino que se va haciendo cada día, sin rutas, sin marcas. Y también Columnas que recuerdan hechos, personas, acontecimientos. En ambos casos no es otra cosa que un intento de trazar caminos en la aldea global.

Seguidores

martes, 31 de diciembre de 2013

EL DESCONCERTANTE FRANCISCO

Columna Enero 5, 2014
El año 2013 recién concluido nos ha traído grandes ausencias y presencias en el liderazgo mundial.
Se nos fue Nelson Mandela y se retiró el último Papa que ejercía como Rey.
Un africano que supo luchar por los derechos de su pueblo aún a costa de su libertad y de ver pisoteados sus derechos más elementales.
Un alemán que sobrevivió la Segunda Guerra Mundial al cual el odio y la barbarie marcarían para siempre.
Su carácter triste, introvertido, le llevaron a refugiarse en las seguridades del poder y la doctrina. Tuvo la audacia y valentía de retirarse dando ejemplo de sinceridad y coherencia.
Desde el fin del mundo vino un hijo de emigrantes a sustituir a Benedicto. Desde el primer momento desconcertó a todo el mundo.
No dio bendiciones ni discursos iniciales ni se vistió de ropajes ceremoniosos.
Se sintió y presentó como un pastor que acompaña a sus ovejas, a su comunidad.
Y esa comunidad es la de Roma. "Roma es una ciudad de una belleza única Pero también en Roma hay tantas personas con miserias materiales y morales: personas pobres, desgraciadas y sufrientes…. La iglesia de Roma se siente enviada a ser instrumento de la misericordia de Dios" Con eso en mente dio comienzo a su mandato.
No ha querido vivir en el frío apartamento pontificio.
Se fue a vivir a una pensión de curas trabajadores y obispos retirados, donde se come frugal, se recicla la comida y no hay camareros.
Cambió los blindados papamóviles por simples jeeps descapotables. Abraza, saluda, se ríe, se pone serio, le han salido ojeras, le gusta el futbol, toma mate sin preocuparse quien le ha dado la bombilla.
Todo lo anterior es anecdótico.
Tiene muchos problemas que resolver en la Iglesia.
Sabe que tiene el tiempo en su contra, precisamente por eso no lo pierde y brinda esperanzas.
Uno de los temas que más le preocupan es la seguridad y la paz en Medio Oriente. Probablemente Francisco es el Papa que mejor conoce la situación que se vive en esta zona del mundo. Por el lado judío es de todos conocida su profunda amistad y respeto por la comunidad hebrea tanto en Argentina como en Israel.
El legendario Simon Peres fue uno de los primeros dignatarios en ser recibido en el Vaticano. En el próximo mes de mayo se verán en Jerusalén.
Siria ocupa un lugar primordial en las preocupaciones de Francisco.
La comunidad siria, al igual que la extensa comunidad arabo-musulmana presente en Argentina son conocidas para Francisco. No se puede olvidar que un emigrante sirio ocupó la presidencia argentina, Carlos Menem.
Los esfuerzos y oraciones de Francisco lograron que las potencias occidentales no masacraran y destrozaran el pueblo sirio cuando muchos deseaban apretar los gatillos para acabar con el gobierno de Siria.
 El presidente sirio, renuente a sentarse a dialogar, ha abierto un canal de comunicación muy importante con Francisco, al que ha enviado una carta personal.
¿Será Francisco quien consiga un alto el fuego en Siria y un diálogo sincero y eficaz entre palestinos y judíos? El primer Francisco, el de Asís, también hijo de emigrantes, ya logró una paz entre cristianos y musulmanes cuando se entrevistó con Saladino.
Francisco, el obispo de Roma, como buen argentino, no deja de desconcertar. Quizás también logre el milagro del diálogo y la paz. Es su reto.

Tertuliasiglo21@aol.com
Publicar un comentario