Columna del Padre Tomás



En la antigüedad se solían marcar los caminos con postes o pequeñas columnas. Eran los puntos de referencia para ir haciendo camino. A veces también se usaban las columnas para recordar hechos, personas, acontecimientos a no olvidar.

Las columnas del Padre Tomás del Valle son un poco ambas cosas. Piedras que marcan el camino que se va haciendo cada día, sin rutas, sin marcas. Y también Columnas que recuerdan hechos, personas, acontecimientos. En ambos casos no es otra cosa que un intento de trazar caminos en la aldea global.

Seguidores

sábado, 16 de enero de 2016

¿QUIÉN ES LA VIRGEN MARIA? Parte 4 de 4

La María de la piedad de la Iglesia y de las Iglesias
Si la María de la Historia es única y con reducidos años de 
existencia durante el siglo 1, la María de la piedad de la Iglesia 
y de las Iglesias Particulares es múltiple y diversificada, 
con profundidad de siglos y con capacidad de multiplicarse
novedosamente con una nueva imagen, con una nueva advocación 
o con una nueva devoción.
Cada María de la piedad de la Iglesia tiene su propia historia. 
Con frecuencia es una historia larga, compleja y que promueve
una constelación específica de historias, como sucede con las advocaciones más tradicionales de Nuestra Señora del Carmen o de Nuestra Señora del Rosario, e incluso con advocaciones recientes, como son las de Lourdes y Fátima.
Cada una de estas Marías es una historia de la fe de los creyentes en María; pero, al mismo tiempo, siempre se expresa como una nueva historia de la María-Viva, que vive también en la fe de su pueblo.
Es fácil ahora comprobar la complejidad que se oculta detrás de ese nombre tan sencillo: «La Virgen María».
Por ese motivo queda justificada nuestra pregunta sobre 
cuál de las Marías es la que subyace en la teología mariana 
popular de nuestra América Latina.
Publicar un comentario