Columna del Padre Tomás



En la antigüedad se solían marcar los caminos con postes o pequeñas columnas. Eran los puntos de referencia para ir haciendo camino. A veces también se usaban las columnas para recordar hechos, personas, acontecimientos a no olvidar.

Las columnas del Padre Tomás del Valle son un poco ambas cosas. Piedras que marcan el camino que se va haciendo cada día, sin rutas, sin marcas. Y también Columnas que recuerdan hechos, personas, acontecimientos. En ambos casos no es otra cosa que un intento de trazar caminos en la aldea global.

Seguidores

martes, 27 de mayo de 2014

LAS DIVISIONES DEL PAPA


Jerusalén, Mayo 27, 2014
Finalizando la segunda guerra mundial se reunieron los líderes del mundo libre en la ciudad de Yalta.
Allí se repartieron el mundo.
Uno de los presentes, Joseph Stalin cuestionó con cuantas divisiones militares contaba el Vaticano.
La opinión vaticana no era bien vista por el dictador soviético.
Francisco, el actual Papa, acaba de regresar de un viaje a una de las zonas más conflictivas del mundo.
Regresa de pasar revista a sus tropas de ocupación en el área. Ha pasado revista a una de sus divisiones, la de la Custodia de Tierra Santa, la cual, según datos recientes y aproximados, está servida por cerca de 300 frailes franciscanos procedentes de más de 30 naciones distintas, que atienden 74 Santos Lugares de Israel, Palestina, Jordania, Siria, Chipre… 
La Custodia Franciscana de Tierra Santa ejerce el ministerio pastoral en 29 parroquias y en 79 iglesias y dirige 16 escuelas (10.000 alumnos, 400 profesores, 250 puestos de trabajo); cuenta asimismo con cinco hospederías (Casa Nova) con 500 plazas para peregrinos, tres residencias de ancianos y dos internados para huérfanos. 
Ayuda a familias, dotándolas de viviendas (48 entregas, 24 en construcción), a jóvenes con becas de estudios, a niños en guarderías y centros de día.
Asimismo promueve la acción científica, cultural y ecuménica a través de distintos centros docentes y del acompañamiento y asistencia espiritual a peregrinos.
Esta división Fundada por San Francisco de Asís en 1217, tras su peregrinación a la zona y su encuentro memorable y hasta enigmático con el sultán de los mamelucos de Egipto Malik al-Kamil, en 1219, fue oficialmente confiada a la Orden Franciscana en 1342 por el Papa Clemente VI.
Están presentes sobre el terreno otras divisiones, como los Christian Brothers de Nueva York, que mantienen la única universidad privada en Belén, la Universidad de Belén, o la Congregación Salesiana, que con sus escuelas de artes y oficios tanto en Nazaret como en Belén educan a las futuras generaciones.
Por cierto, estos últimos tienen una viña y bodega en Cremisan, en la cercanía de Belén, que compite con los mejores vinos de la Rioja, Chile o Mendoza.
En muchos barrios palestinos la alegría y la gritería proviene de los patios de recreo de escuelas atendidas por los Hermanos Maristas.
A la llamada Tierra Santa vienen curas y monjas, y no tan solo a rezar o peregrinar.
Vienen a educar, asistir ancianos, enfermos, abandonados sin preguntar a qué religión pertenecen o qué ciudadanía poseen.
Las divisiones del Papa se especializan en atender a los que les necesitan.
Esas son las órdenes de quien las fundó y a eso ha venido Francisco, a supervisar y confirmar.
Las divisiones por las que preguntaba Stalin y que tanto temía, no creo fueran estas.



Publicar un comentario